Préstamos en Línea

Préstamos en Línea

¿Qué son los préstamos en línea?

Los préstamos en línea o préstamos online, son otorgados por distintas instituciones financieras que, como su nombre lo indica, otorgan préstamos o créditos por medio de aplicaciones que puedes descargar en tu Smartphone, o bien, puedes ingresar a través de portales o sitios web.

Todo el proceso para tramitar tu crédito se hace a través de internet, desde que lo solicitas hasta la confirmación de tu solicitud. Los préstamos online en comparación con los bancarios piden menos requisitos lo que es mucho más rápido y sencillo que acudir a alguna sucursal y, en algunos casos, son prácticamente inmediatos.

Grandes instituciones financieras comenzaron a otorgar este tipo de créditos, pues debido a la pandemia, acudir a las sucursales de los bancos ya no era la mejor opción. Es por ello que surgieron nuevas alternativas para poder obtener un préstamo, su tendencia y popularidad ha ido en constante crecimiento e incluso, hoy en día existen diversas plataformas que no cuentan con una tienda física.

Si quieres saber qué tan efectivos son estos préstamos por internet y qué tan conveniente es que adquieras esta clase de créditos, continúa leyendo.

Características de los créditos en línea

Algunas de las características de los créditos son las siguientes:

  • Son a corto plazo.
  • Piden poca información.
  • Ofrecen montos pequeños.
  • Piden un perfil en facebook.
  • No piden ningún tipo de garantía.
  • El dinero se le da directamente al usuario.
  • Se consiguen más rápido que la banca tradicional.
  • Es requisito contar con una identificación personal.
  • Aunque algunos solicitan una cuenta bancaria, no es necesario.
  • Requieren de acceso a un dispositivo móvil o computadora con internet.
  • Las cantidades que se prestan van desde los $1,000 pesos hasta los $5,000 pesos.

Requisitos para solicitar un préstamo Online

En comparación con la banca tradicional, los préstamos Online piden menos requisitos, sin embargo es necesario cumplir con ellos, de lo contrario, no podrás realizar el trámite. Algunos requisitos que normalmente las empresas piden, son:

  • Correo electrónico.
  • Comprobante de Domicilio
  • Identificación oficial vigente.
  • Buenos antecedentes crediticios.
  • Contar con un perfil en Facebook.
  • Tener un número de teléfono celular.
  • Antigüedad laboral mínima de 6 meses.
  • Cumplir con 18 años y tener menos de 70 años.
  • Ser mexicano con residencia permanente en México.
  • Comprobante de ingresos mayor a 5 mil pesos brutos.

Recuerda que, dependiendo de la entidad con la que quieras solicitar tu crédito, son los requisitos que te piden. Toma en cuenta que, entre menos requisitos te pidan, seguramente la tasa de interés será mayor,.

Ya aprobaron mi crédito ¿Qué sigue?

Una vez que se haya aprobado tu crédito, lo que sigue es la transferencia del préstamo que hayas solicitado. Esto se hace por medio de un sistema de pagos electrónicos a través de un depósito en una cuenta bancaria, la cuál, debe estar a nombre de quién solicitó el préstamo, que puede o no ser de la misma institución a la que se le hizo la solicitud.

Te recomendamos verificar que se haya realizado la transferencia por el monto exacto que se haya solicitado, de lo contrario repórtalo inmediatamente a la plataforma.

En caso de que no resuelvan adecuadamente tu petición, recuerda que siempre estarás respaldado por la CONDUSEF.

¿Cómo se pagan los préstamos en línea?

Mientras algunas plataformas, permiten domiciliar los pagos en una cuenta bancaria, otras solicitan que los clientes realicen los pagos en la ventanilla de algún banco o centro comercial que tenga convenio con la institución financiera, incluso hay algunas que te permiten realizarlos a través de tiendas OXXO, todo depende de la empresa que elijas.

Toma en cuenta qué método de pago te conviene más, pues si la empresa que elijas tiene como única forma de pago en ventanilla o cajero y tus horarios no te permiten acudir a ella, la tasa de interés por cargos moratorios podría ser perjudicial para tu bolsillo. Aunque hoy en día es muy difícil que surja esta situación, es importante considerarlo.

Así mismo, recuerda que todos los depósitos que se hagan para liquidar la deuda deben de ser en tiempo y forma, de acuerdo con los plazos, comisiones e intereses que se acordaron en el contrato con la empresa digital.

¿Los préstamos en línea se pueden rechazar?

Sí, si no cumples con los requisitos necesarios para adquirir el crédito. Como bien mencionamos anteriormente, todo depende de la institución que elijas, pues cada una tiene sus propias normas y requisitos para que pueda ser aprobado o no un préstamo.

Otra razón por la que normalmente se te puede negar un préstamo es por el perfil de interesado, al no cumplir, por ejemplo, con un buen historial crediticio o, en su defecto, cuando no has sacado ningún crédito y por lo tanto, no cuentas con historial crediticio.

Sin embargo, ya existen diversas empresas que te permiten sacar un crédito aunque estés con mal historial en el Buró de Crédito o que no tengas historial, aunque claro, el interés es superior a otras ofertas donde sí te solicitan contar con buen historial en el Buró.

Ventajas de adquirir un préstamo en línea

  • Atención en línea.
  • Ahorro de tiempo en filas.
  • No piden alguna garantía.
  • Piden menos requisitos que los bancos.
  • Algunos se pueden otorgar en minutos.
  • Algunos no toman en cuenta si estás en Buró de Crédito.
  • Agiliza procesos y te brinda una mejor experiencia en línea.
  • Puedes realizar simulaciones del diseño del plan de pagos o amortización.
  • No es necesario acudir a una sucursal bancaria, lo que te permite una buena optimización de tus tiempos
  • Aumenta el alcance a PyMEs que, por ende, termina impactando positivamente en la economía regional mexicana.
  • Si el cliente es puntual en pagos, en la medida que se va devolviendo y cancelando la deuda, se puede ir incrementando el préstamo.
  • Aunque los montos de préstamos online son pequeños, después de la primera vez que se solicita uno, el importe puede incrementar hasta 250 mil pesos de préstamo.
  • Se pueden entregar documentos vía digital (facturas, identificación, comprobantes, etc.), evitando así que tengas que buscarlos en físico e ir a entregarlos directamente en una sucursal.
  • Si se necesita presentar una queja o aclaración, los clientes pueden hacerlo cuando las empresas están registradas en el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES).

Top 10 Recomendaciones antes de solicitar préstamos en línea

Antes de contratar un crédito, toma en cuenta las siguientes recomendaciones, te aseguramos que en un futuro, tanto tú como tu cartera nos lo agradecerán:

  • Verifica que todo está en regla: Visita el Buró de entidades financieras, de esta manera podrás cerciorarte que la empresa es real y verifiques la opinión de otros usuarios.
  • Alta en la CONDUSEF: Verifica que la institución está dada de alta ante la CONDUSEF, quien es la organización encargada de protegerte ante fraudes financieros
  • Registro ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores: Asegúrate de que la entidad a la que le vas a solicitar el crédito está registrada ante esta institución.
  • Lleva el registro de tus gastos: Antes de tomar la decisión de pedir un préstamo en línea, es necesario contemplar todos tus gastos, de esta manera evitaras que el préstamo online que estás solicitando se convierta en otra deuda.
  • Considera la Urgencia: ¿Realmente es necesario obtener un préstamo en línea? Considera la urgencia y la necesidad de obtener el crédito que quieres solicitar, así mismo, verifica que la cantidad deseada sea acorde a lo que necesitas.
  • Considera la tasa de interés: Toma en cuenta que entre más grande sea el préstamo mayor será la tasa de interés.
  • Menos requisitos mayor interés: Recuerda que, al concederte un préstamo por internet, las empresas corren riesgos y, por ellos, se que cobra interés. Cuando te piden el mínimo de datos considera que es porque su tasa de interés es mayor, por ello te recomendamos buscar más opciones.
  • Detalles del Préstamo: Presta atención a todo lo que ofrece el emisor y revisa siempre la letra pequeña. Lee el contrato, asegúrate de conocer los beneficios y obligaciones del préstamo que quieres solicitar.
  • Usa un Simulador: Es la mejor alternativa para garantizar que estás eligiendo el préstamo ideal para ti. De esta forma, podrás tener un estimado de pagos mensuales y tasas de interés. Todos los prestamistas que mencionamos en nuestro conteo tienen un simulador integrado en su página web.
  • Calificación de los usuarios: Conoce las opiniones y la calificación que tienen los usuarios que ya contrataron los servicios de la empresa con la que deseas obtener tu crédito. Puedes obtenerlas con mayor facilidad en Google Store o Apple Store según sea el caso; te recomendamos verificar la fecha de publicación de los comentarios y comenzar por los negativos. Así mismo, puedes utilizar plataformas como Youtube o Twitter para investigar qué tan buena es la plataforma (rapidez, facilidad de uso, sistema operativo, etc.) y sus préstamos.
  • La CONDUSEF Recomienda…

    La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros recomienda al usuario, que no se deje engañar por la rapidez en que una empresa puede ofrecer un préstamo y que como usuario no entregue:

    • Documentos personales
    • Datos de tarjetas de crédito o débito
    • Contraseñas
    • NIP
    • Datos de cuentas

    Así mismo, recomienda no realizar transferencias electrónicas o depósitos bancarios, si no ha hecho una correcta identificación de la entidad que otorga el préstamo.

    Además, se debe confirmar la identidad de la empresa y si la entidad cumple con todas las normas de transparencia que establece la ley.

    Conoce más acerca de los Préstamos en Línea

    Las empresas que otorgan préstamos por Internet también se han multiplicado en los últimos años, esto debido a que son una opción accesible y atractiva para aquellas personas que no pueden acceder a la banca tradicional, debido a las políticas que ésta establece.

    Estas personas, son una cantidad de población considerable en México, ya que se estima que al menos el 52% de los mexicanos labora de manera informal, lo que significa que no pueden tener acceso a créditos bancarios, pues para las instituciones más importantes y de mayor prestigio representan un potencial de cartera vencida.

    Cabe mencionar que una vez que se haya solicitado un préstamo personal, no se podrá pedir otro hasta que el primero se haya cancelado. Liquidar un préstamo personal en línea en tiempo y forma tiene sus ventajas a la hora de solicitar otro préstamo, pues genera un historial en el Buró de Crédito positivo, que ayuda a obtener préstamos futuros de mayores montos y con menor tasa de interés.